Mi lista de blogs

martes, 21 de septiembre de 2010

papá...¡ME DA MIEDO LA SECADORA!


...¿cuántos de ustedes no se asustaban de niños con algo?, la oscuridad, el clóset, el perro que ladraba a las tantas de la noche y los despertaba sobresaltados, a mi en lo particular lo que más me daba "susto" de niño era el carrito de los camotes, ese que aún de repente pasa por la calle y hace sonar su silbato gracias al vapor que sale a presión. Realmente me asustaba demasiado, tanto que un día mi papá tuvo que salir a decirle al señor de los camotes que NO TOCARA SU SILBATO frente a la casa, PORQUE SU HIJO (yo), se asustaba. Nunca supe que le contestó el camotero, pero después de ese día, ya no volví a escuchar silbar su "temible" carrito.


TibuLiano, como todo niño, es temerario, aventurero, se le van las cabras al monte de vez en cuando, y cuando está con sus primos es "cavernicolita"...pero; también se asusta, y lo que más le dá susto en éstos momentos es la secadora del cabello. Si, ese aparato electrodoméstico que ustedes las mujeres de hoy ocupan para peinarse, o bueno; para secar la ropa del niño que sigue mojada después de que la noche anterior llovió con fuerza y no se secó el uniforme de la escuela. En fin, la cosa es que ese aparetejo lo trae asoleado, y no es que lo ocupemos mucho en casa, (de hecho casi nunca se ocupa ahora que recuerdo...)pero el solo verlo le da "susto" a mi pequeñuelo.


El otro día estábamos jugando con sus carros en la recámara de nosotros, cuando levantó la vista hacia el clóset y para su sorpresa se encontró con ¡LA TERRIBLE SECADORA DE PELO!, enseguida y como impulsado por un resorte se aventó hacia atrás, oviamente sorprendiendome su reacción a lo que le pregunté que si se encontraba bien, sin quitar la mirada de la parte superior del clóset me dijo, "papá...¡ME DA MIEDO LA SECADORA!, quítala de ahí por favor" si hubiesen podido ver su carita llena de angustia, igual les hubiera dado un poco de preocupación, (...bueno no, en realidad me dío mucha risa pero OBIO no me reí frente a él) le pregunté que porqué se asustaba, que no pasaba nada ya que YO me encontraba con él, y que siempre estaría ahi para protejerlo, no me dijo el porqué se asusta tanto cada que ve la secadora, pero creo saber la razón. Después de escuchar su petición de nuevo, tomé la secadora y la guardé en una parte del clóset que no esté expuesta a su mirada.


Cuando era más pequeño, le gustaba mojarse mucho, (...bue, le sigue gustando hacerlo) pero para que no se quedara con la ropa húmeda, Yayis, que es su tía abuela le secaba la ropa precisamente con la secadora de pelo, el ruido es demasiado molesto hasta para mi, obiamente que para él le resultaba aún más molesto, de ahí viene su temor por la "terrible secadora de pelo". Poco a poco tendrá que ir dominando ese temor, mientras tanto seguiré buscando la forma de cómo hacer que le pierda el miedo, ¿tienen alguna sugerencia?.


Gracias por seguirme, de verdad que me anima mucho que les agrade lo que escribo, espero sus comentarios y sugerencias, nos seguimos leyendo y que...


Jah Todopoderoso colme de bendiciones su vida.


P.d.- Y a ustedes, ¿qué les asustaba cuando eran niños?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada